Descubriendo el mundo de los periódicos:

|

Volviendo a una típica rutina que con el paso de los tiempos se ha ido perdiendo, cogí un periódico local (el Marbella Express para ser exactos). Es una pena que poco a poco o a pasos agigantados las buenas costumbres se vayan perdiendo, desde que el mundo de la tecnología ha entrado en nuestras vidas tesoros como la noticias, ideas, poesías y demas en el papel van desapareciendo ):

En resumen (siempre me desvío del tema) en este periódico diariamente descubrí a una persona que admiro mucho, sin conocerlo ni saber si el nombre Milton solo es un pseudónimo en el que detrás se encuentra un hombre...o ¿una mujer? cada día ha conseguido que retome el camino de lo tradicional y ya de paso hacer funcionar las neuronas.
Un ejemplo de unos de sus tantos artículos:

Lo que es nuestra vida (Milton)
Les digo una cosa, por mucho que lo fashion ahora sea ir por la vida de pacifista, solidario, alternativo de gran marca y gran demócrata, mi experiencia me ha enseñado que el hombre es un animal violento por naturaleza. La mujer también lo es, pero como es mas lista siempre se busca una coartada para que no la pillen en la escena del crimen. Sin embargo, el otro día estuve reflexionando aún a riesgo de hacerme daño y concluí que nuestra existencia aparece condicionada por la amenaza desde la niñez. Más aún, la educación infantil se basa en el más vil chantaje y los educadores, sean padres y/o profesores, desde nuestra mas tierna infancia nos aplican los métodos propios de los cárteles mexicanos de la droga. Por eso, cuando tan solo balbuceamos, nos encontramos ya con la dramática disyuntiva de "o te lo comes todo, o no hay postre" o el no menos coercitivo "te vas a la cama sin cenar", que es lo que los de la CIA le decían a los talibanes en Guantánamo.
Pero no piensen que al llegar a la adolescencia la cosa cambia; entonces viene lo de "o apruebas o te quedas sin vacaciones" y llegas a las puertas de la universidad y te amenazan con no comprarte el coche si no pasas la selectividad. Y la cosa no cambia cuando conoces a "la chica", a esa compañera virginal con la que sueñas hacer cosas guarrunas inenarrables y que luego, sin embargo, te somete al chantaje de "si no vamos en serio no me desabrocho nada". Esa arpía egoísta que años después te dirá que "sin boda no tienes nada que hacer", y quiere un piso, y céntrico, que se pueden olvidar ya de ponerle un kiosco, que eso era antes de la crisis. En resumen, nuestra vida es el resultado de un cúmulo de chantajes y amenazas. Así que o lo aceptan, o les mato.
(4-09-10)
____
Un amigo lo llamó el "House" de Marbella, no se si llegue hasta ese punto pero que me entretiene y me siento identificada no lo puedo negar xD.
No dejéis las buenas costumbres que desaparezcan.
¡El arte de las letras en el papel debe seguir vivo!

0 Huellas:

Publicar un comentario

¿Pasaste sin dejar huella en este pequeño universo?