No puedo dormir

|
(Foto: España-Marbella (El Muelle))
Pienso y sigo pensando, tengo tantas cosas que mi mano no supera la velocidad de mi mente.
Quiero cambiar el mundo escribiendo, quiero cambiar el tiempo con las palabras, quiero lo imposible que se convierta en posible.
Sola, en silencio, madrugada de un domingo en vísperas de Navidad miro dentro de mí y me duele... pero pienso y también me siento bien, he vivido, he tenido el placer de disfrutar de la alegría, el dolor... HE TENIDO EL PLACER DE VIVIR la vida sin ningún impedimento.
Pienso... ¿Por qué debo sentirme mal? no quiero cerrar los ojos, no quiero que termine... escucho el reloj, las 2:35 am y pasa y sigue pasando... 2:37 que rápido es!
Reconozco que tengo miedo, nada es seguro, ¿Qué puede pasar a las 3:00 am?
¿Qué puede pasar mañana o pasado?
El tiempo no perdona y sigue adelante, menos vida y mas a la vez que paradoja. Que bonito perderlo queriendo.
Extraño, hecho de menos, necesito... algo.
No lo puedo evitar, lloro lo necesito hacer es la respuesta a mi inquietud. Poco a poco me voy respondiendo, porque tengo muchos y ningún motivo para escribir, solamente quiero leer mis sentimientos y verlos en tercera persona.
4:46... Pausando un momento la vida para respirar y pensar, a estas alturas ya no tengo mas lágrimas, rio y digo:
Dios bendiga la almas inquietas!
Dios bendiga los sentimientos escondidos!
Dios bendiga la vida!
~FIN~



Porque en ocasiones lo único que queda es orar.



0 Huellas:

Publicar un comentario

¿Pasaste sin dejar huella en este pequeño universo?