Bienvenida tolerancia, pasa y toma asiento que te voy a explicar cómo funcionas aquí.

|
Cada vez que intento expresar mis sentimientos, me siento reprimida. Me autocensuro y nunca consigo sentirme liberada totalmente.
Será por la educación recibida, mis propias contradicciones, el miedo al rechazo por tener una opinión diferente, incluso el cuidar que todo lo escrito esté correctamente.
Me reprimo, sé que mis palabras son solo un 50% de lo que en mi mente pasa.
¿Cómo puedo ser sincera con los demás si conmigo mismo no lo soy?
¿Cómo puedo liberarme de mi auto-represión?
Quisiera poder gritar al viento mis pensamientos más ocultos
Y no tener miedo… a lo que pueda acaecer por ello
Vivimos en un siglo aparentemente tolerable en donde los que piensan acorde al “nuevo mundo” son los que llevan la razón pero aparentemente, pues quien lo contradiga puede ser un retrogrado, el enemigo de lo moderno. Un antiguo de pensamientos cortos.
El mundo ha cambiado y demasiado rápido. A mi yo de 14 años le daría un enorme shock si viviera en esta generación, ya bastante se sentía como pez fuera del agua en la suya propia.
Cómo explicar que lo que a ti te gusta no puede ser lo mismo que a mí, o que compartimos varios gustos pero no todos.
El respeto ha sido mancillado, ya no hay respeto ni por el respeto.
Nos unen tantas cosas pero nos dividimos por nimiedades.
Abrir tu mente no quiere decir estar dispuesto a probar de todo, solo por la razón de conocerlo y tener otro punto de vista para “respetarlo”
Por muy normal que lo quiera disfrazar la nueva era. Por muy típico que se haya convertido.
Ni la moda, ni la evolución de la mente humana quitarán lo que pienso y creo.
Y si por ello dicen que soy una anticuada, conservadora, o como lo quieran pintar para no decirme a la cara lo que verdaderamente piensan, me gustaría que cogieran el diccionario y buscaran el verdadero significado de la tolerancia.
No voy a callar, pero tampoco intentaré imponerte mi opinión. Sólo dame el derecho de expresarlo sin el temor a ser tachada de retrasada.

"No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas."
-Voltaire

Existen tantos temas de los que no estoy de acuerdo contigo, pero me encanta debatir sobre cada uno de ellos. Expresando cada uno de los puntos a favor y en contra.
No hay mejor uso de la palabra, que el intercambio de ideas civilizadas.
Intercambio de ideas, hablas tú y hablo yo, no a la vez, ni gritando.
Habla, sin miedo a pensar diferente. No cometas la locura callar, de seguir la corriente si desde el principio no querías estar dentro.
No te rechaces, porque después dejarás de conocerte.
Al fin y al cabo, podemos decir que estemos donde estemos nunca nos quitarán nuestro yo verdadero, por muy oculto y manipulado que esté.



Y para ser sincera de verdad, siento que me quedo corta, demasiado. He vuelto a corregirme y solo decir el 70% de lo que pienso. Pero gracias por leerme si has llegado hasta aquí.

0 Huellas:

Publicar un comentario

¿Pasaste sin dejar huella en este pequeño universo?